GELIFICACIÓN

La gelificación es uno de los estados por los que pasa la pasta de jabón antes de convertirse en verdadero jabón. Es una reacción exotérmica (desprende calor) llegando a un punto en el que el jabón se vuelve como un gel, con aspecto translúcido.

El calor acelera la saponificación y la saponificación a su vez produce calor extra. Para favorecerla hay que evitar que el jabón pierda el calor que produce, por eso debemos abrigarlo durante 24 horas después de verter la pasta en el molde.

De igual manera podemos conseguir jabón que no pase por una fase de gelificación, aunque dicen los expertos que es mejor el que ha gelificado. En este caso, pondremos los moldes sin abrigar en un lugar fresco para que vaya perdiendo la temperatura que produce.

En el proceso en caliente lo que se hace precisamente es llevar artificialmente el jabón hasta ese punto y mantenerlo por un rato hasta que el proceso se completa.

One Response to “GELIFICACIÓN”

  1. Anonymous dice:

    Hola:
    Pues me parece una contradicción, pues al ser una reacción exotérmica debería suceder lo contrario, según el Principio de Le Chatelier. Es decir debería ralentizar la reacción.

    Saludos.